Agonía Naming

Agonía Naming

 

El Naming es el proceso de creación de un nombre como referencia de Identidad de una marca, producto o servicio.

 

¿Cuál es su importancia para mi pequeño negocio?

Invertir en Naming es, sin duda, invertir en GENERAR VALOR de Marca. El nombre claro que cuenta, todos lo saben. Es la palabra que van a pronunciar para hablar de ti, para promocionarte, para dar referencias de tu empresa.

“Estábamos paseando por la orilla del río durante una excursión y alguien contó una anécdota. De repente me vino un concepto que englobaba varias ideas que me gustaban. Creo que no significa nada hacia mi tienda, pero lo quiero.” Existe un mundo más allá de la suma de siglas, un espacio lleno de creatividad y potentes ideas, aunque Jose y Marta quieran abrir un bar y se empeñen en llamarlo “Bar Jomar”. Ojalá les vaya muy bien, hagan tapas estupendas y la clientela repita por su trato amigable. Pero debéis saber que habrán perdido un enorme POTENCIAL DE MARCA.

  • ¿Un nombre tiene que responder a una lógica?
  • ¿Esa inspiración y espontaneidad es buena?.
  • ¿El nombre debe contar una historia?
  • ¿Debe ser reconocible?
  • ¿Debe establecer una conexión?

 

Si un potencial cliente debe elegir entre una lista de profesionales donde te sitúas  sin referencia ninguna entre tu competencia, o incluso con valoraciones online en las que estás posicionado de una manera similar, el nombre puede ser determinante, y debería referenciarnos como la mejor elección.

 

Juntando las piezas.

 

Tu audiencia no tiene por qué redirigir la palabra a un concepto lógico.  Puede que no signifique nada, tan sólo sea algo importante para ti.  Por mucho que te digan los expertos, NO hay reglas. Un nombre no lo puede tener todo, o puede no tener nada para triunfar. Por ello no hablaremos de reglas, tan sólo de lo que debería proporcionar. Pero de nuevo seamos coherentes. No todo vale.

Lo imprescindible es que tu audiencia, el cliente, usuario, la competencia y tus empleados lleguen a asociar el nombre con conceptos y valores que la misma palabra por sí sola jamás sería capaz de transmitir:  Calidad, Fiabilidad, Servicio, Cercanía, Fidelidad… Y esto no lo consigue ni la más excelente acción de Naming por sí sola.

 

“Debería”:

  • Tener coherencia.
  • Crear una historia.
  • Ser sugerente y evocador, pero sin asociaciones negativas
  • Ser fácil de memorizar y pronunciar
  • Generar notoriedad
  • Tener personalidad propia, ser distintivo
  • Ser flexible, práctico
  • Ser registrable
  • Dirigido a un target
  • No ser creado bajo presión del corto plazo (No accedas a lo primero. No cierres opciones, investiga, analiza, pregunta, pide ayuda. Haz partícipe a tus empleados. No rechaces ideas por muy absurdas que te parezcan, ya que puedes estar poniendo barreras a una gran propuesta que está por venir)

 

¿Y si es una tienda online?

  • Investiga si ya existe. Busca algo único.
  • Investiga si el dominio está disponible.
  • Lo simple está de moda. Tiende a posicionarse mejor.
  • ¿Idiomas? Los clientes no tienen por qué ser del país de origen de tu página.

Eso sí, en un Reposicionamiento de Marca todo cambia. Lo más lógico es que estemos buscando crear una Imagen de Marca completamente nueva, una sustitución de algo que ya no funciona. En este caso el Naming estará muy cerca de ser vital, teniendo que acariciar muy de cerca la perfección.

 

– Sé diferente, sé original. Diferénciate. –

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *