Haz visible tu negocio

Haz visible tu negocio

 

Visibilidad:   “Cualidad de lo que es visible”.

 

Sería una locura pensar que, llegado el momento, pedimos una línea de crédito para desarrollar nuestro modelo de negocio como distribuidores de comida ecológica, negociamos con los proveedores, escogemos local, invertimos gran parte de nuestro capital, y esperamos a que las ventas lleguen por sí solas. Esta obviedad de lo que no se puede hacer, a lo que ahora denominamos locura, es una actitud muy habitual entre los pequeños empresarios, ya que dan por hecho que si su producto, servicio o idea de negocio son buenas, se venderá sólo.

Una vez analizada la situación actual de nuestro negocio podemos dar paso a la visibilidad. Es necesario hacernos ver, decir quiénes somos, qué hacemos, cómo lo hacemos, por qué lo hacemos, dónde, cuándo y para quién lo hacemos.

Hay una famosa cita que dice: “Si no te pueden ver, no existes”; Lo que quiere decir “de nada sirve montar un negocio si nadie nos conoce”.

Y es así, de nada sirve saber hacer algo en el mundo de los negocios si nadie lo sabe, si nadie te lo puede reconocer, si no das la oportunidad a otros de que puedan valorar y desear lo que tú ofreces. De qué serviría ser un buen carpintero, preparar mi taller y darme de alta como autónomo, si nadie sabe a lo qué me dedico ni dónde estoy.

 

Es posible que haya mucha gente deseando conocerte, saber cómo tratas la madera, tu filosofía ecológica, el cuidado que pones cuando introduces maquinaria en la casa de un cliente. Esa diferenciación tampoco te servirá de nada si no exhibes tu mejor faceta profesional, porque nadie la conocerá.

Hay una realidad y es que, hasta que no das ese primer paso, que a priori puede resultar carente de importancia, difícil o incluso vergonzoso y síntoma de miedo al enfrentarnos a la crítica de los demás, jamás sabremos hasta qué punto podemos estar equivocados si no lo intentamos. Analiza, selecciona, une fuerzas, define el marketing de tus objetivos y marca la publicidad que se encargará de guiarte entre tus planes de acción.

Por ejemplo, un paso “x” mal dado en redes sociales en cuanto a Imagen Corporativa, puede llegar a costar al pequeño comercio entre un 30 y un 250% la cantidad inicial de “x”.

Hazte visible, es necesario que te conozcan. Una vez hemos conseguido la confianza suficiente daremos el paso. Esto no pretende ser un libro de Imagen Personal ni Coaching emocional, pero es necesario hacerte ver que el paso más importante ya lo has tomado, emprender. Hubo un día que transformaste todas tus ideas dibujadas en papel y te lanzaste.

Es tan imprescindible hacernos ver como tomar las decisiones adecuadas en nuestra ruta de comunicación.

 

– ¡Elige el superpoder de no ser invisible! –

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *