Analiza tu momento

Analiza tu momento

 

La realidad se transforma más rápido de lo que tu negocio puede ver.

 

Es de vital importancia saber distinguir las partes de la vida de nuestra empresa, que al igual que las fases de los ciclos de vida de producto (introducción, crecimiento, madurez y declive), van a depender de la adaptación que hagamos de nuestra Identidad hacia el entorno. Saber analizar en qué punto estamos es mucho más complejo de lo que parece, ya que es muy fácil sucumbir a la subjetividad y a las percepciones y emociones que representamos en cada ciclo.

Por ello, se hace necesario tomar distancia uniéndonos a la colaboración externa, contando con profesionales a los que ayudemos proporcionando la información necesaria para evaluar nuestra situación. Esta ayuda debe verse siempre como una inversión, algo necesario que hará que nuestro negocio recobre vida o mejore las circunstancias en las que estamos ya que, por muy bien que nos vaya, siempre habrá variables con las que no contemos o no podamos evitar.

Si esta inversión no se pudiese llevar a cabo por cuestiones de ahogo económico, debemos contar con las armas y toda la creatividad posible para poder solventar, con nuestro autoanálisis, casi cualquier situación. Tan sólo debemos apelar a la coherencia.

 

Todos tenemos amigos y familiares que están deseando vernos en nuestro mejor momento empresarial. Pide ayuda, necesitas su opinión, siempre que sea constructiva, y hazles sentir que son parte fundamental en la integración de tu negocio.

 

Y no olvides lo fundamental:

 

La empresa nació para ofrecer un producto o servicio que solventaría una necesidad de los clientes (o para crear una nueva necesidad). Pregúntales, desarrolla encuestas, hazlos partícipes de catas de producto donde analizarás sus experiencias, emociones, gestos, críticas, opiniones. Todo ello te ayudará y proporcionará valiosísima información que deberás analizar detenidamente para optimizar tu toma de decisiones.

El reflejo que transmite la posición de tu Marca en un determinado sector, no es extrapolable a los resultados ni cifras de tu producto en el mercado. Son dos análisis completamente diferentes que pueden dar resultados muy dispares, debido en gran parte, al cuidado y determinación que hayamos desempeñado en la toma de decisiones y la ejecución de las acciones de Gestión de Marca.

Debes transmitir un valor determinado, acuñando una misión a largo plazo. Si tus resultados no suponen al menos el 80% de la definición inicial, deberás reestructurar todas las acciones de Marca ejecutadas hasta el momento.

 

– El cliente no siempre tiene la razón, pero es la base de tus motivaciones. La Marca no existe sin él, ni existe sólo para él. –

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *